junio 2, 2016 Kaita

10 consejos para cuidar a los niños del invierno

ninos_invierno

El frío comienza a sentirse a medida que pasan los días. Por ello, es importante saber qué tipo de cuidados se necesitan tener con nuestros niños y cuáles son los mejores consejos para que tu hijo se mantenga saludable en invierno.

En esta época del año, niños y ancianos son los más vulnerables a las enfermedades respiratorias y estados gripales. Se necesitan muchos más cuidados y prevenciones a la hora de salir con ellos de paseo, viajar o llevarlos al colegio.

1. Abrigo adecuado. Vestir con la indumentaria adecuada es fundamental al momento de salir. Se recomiendan salir con varias prendas (para sacar o poner dependiendo el lugar donde nos encontremos). Si hace mucho frío, tendremos que contar con gorros de lana, guantes, bufandas y hasta doble pantalón. Acuérdense que los niños deberán tener una prenda más que los adultos.

2. Hábitos de higiene.El lavado de manos es primordial para los niños, puesto que los virus se encuentran en muchos lugares donde ellos juegan. Además, para no esparcir los gérmenes en lugares cerrados, es aconsejable enseñarle a taparse la boca con las manos o antebrazo al estornudar y toser. También debemos enseñar a desechar los pañuelos descartables una vez usados.

3.  Aire libre, aún en invierno. A pesar de las bajas temperaturas, el niño no debe vivir encerrado en el hogar porque puede salir perjudicado. Mientras la ropa sea la adecuada, el frío no sea extremo y el día esté lindo, es importante que salga a hacer actividades físicas y a divertirse.

4. Cuidado con la calefacción. El mantener todo el hogar cerrado, la calefacción por encima de los 22º C o la estufa encendida todo el día, puede perjudicar la salud de los niños. Las temperaturas elevadas dentro del hogar hacen que se reseque el ambiente. Por ende, es necesario mantener ventilado el hogar y permitir la entrada de luz solar. Además, los cambios bruscos de ambientes cálidos a fríos o viceversa, pueden aumentar el riesgo de enfermarse.

5. Alimentación adecuada. En invierno el cuerpo necesita más calorías que se pueden obtener gracias el consumo de pastas, panes y papas. Asimismo, el aumento de vitaminas es recomendable para los niños de etapa escolar. La vitamina C ayudará a reforzar las defensas contra los resfríos y estados gripales, y las vitaminas A y D ayudarán a cuidar la piel. Encontrarás estas vitaminas en cítricos, verduras y lácteos.

6. No a la automedicación. Lo primero que hay que hacer antes de medicar al niño es acudir al médico. Quién mejor que un profesional que nos indique los pasos a seguir o las medidas a tomar con nuestros niños.

7. Hidratación. Mantener al niño hidratado ayuda a que el organismo funcione correctamente y a que compense en el caso de sufrir vómitos, diarreas, falta de apetito o fiebre. Ofréceles sopas, jugos naturales y leche.

8. Para el resfrío, reposo. Si su hijo ya presenta resfrío y un estado gripal generalizado es importante acudir al médico pediatra para descartar cualquier otra enfermedad.
Para el resfrío se recomienda hacer 7 días de reposo, siempre y cuando el niño no tenga fiebre, diarrea u otros síntomas; y lavar la nariz con suero salino para combatir la congestión.

9. Ambiente libre de humo. El humo del cigarrillo es perjudicial para el niño, ya que disminuye las defensas de su sistema respiratorio. Por eso no se debe fumar cerca de los niños ni permitir que nadie lo haga. Además, el uso de leña para calentar el hogar debe ser controlado si tu hijo sufre de problemas respiratorios.

10. Evita lugares concurridos. Aunque este último consejo sea difícil de cumplir, es importante tomar las precauciones necesarias. En ambientes donde acuden muchas personas, es probable que haya mayores riesgos de contagio. Por lo tanto, si no es un evento importante, será mejor evitarlo.